jueves, 8 de noviembre de 2018

LOS CUADERNOS DE ANSES - 20a. Parte -

Noviembre de 2017

Hoy el diario La Nación informa que funcionarios jerárquicos identificados con el kirchnerismo permanecen en algunos Ministerios. Según un relevamiento la mayoría de estos funcionarios se concentra  en los ministerios de Hacienda, Justicia, Desarrollo Social, el Pami, Anses y en la Presidencia de la Nación. 

Como es costumbre periodística, citan a importantes funcionarios en los distintos ministerios; once, con nombre y apellido, pero guardan ejemplar silencio con respecto a Anses, aunque admiten que son miles, un reducto de La Cámpora, es la tropa que sigue allí. No se menciona a ningún funcionario. Una vez más, la trigésima octava, en lo que va desde la salida de Bosio y la asunción "cristalina" de Basavibaso hay reluctancia para develar los secretos de este organismo, llamado a ser en un futuro la más gigantesca sorpresa de corrupción, en ambos gobiernos.
En artículos publicados en este espacio del blog "Habla la Experiencia", plena época kirchnerista, Octubre de 2014, hacíamos saber de la acusación del Presidente de la AGN, Leandro Despouy por la irregularidad de lo balances y las dudas sobre la defraudación, robos y saqueos de Anses y la cínica respuesta de un insolente funcionario, Diego Bossio, que tuvo la osadía de decir: "Ha sido justamente el trabajo riguroso, transparente y preciso llevado adelante en el pago de sentencias, el que ha permitido la aprobación de los balances", En verdad sabemos que fue un trabajo de obstrucción, borroso y perverso llevado a cabo para precisamente no pagar las sentencias.
Esta es la saga tenebrosa que nadie quiere oír o escuchar. Este es un caso de genocidio a la ancianidad que subsiste como un delito de lesa humanidad y con seguridad festejado por el nefasto, vengativo y cruel kirchnerismo que nos gobierna haciendo alarde de "inclusión social". Los verdugos obedientes y complacientes fueron y son Boudou, Massa y Bosio. Les ponemos etiquetas. 
Repito que esto fue publicado durante la vigencia del anterior gobierno. Desgraciadamente, luego de tres años nada ha "cambiado" en Anses y en verdad ha empeorado.
Es alarmante que el gobierno no repare en la importancia que conlleva el no dar cumplimiento a los fallos de la justicia que, con una cantidad aproximada a los 250.000, su organismo Anses los descarta desde hace varios años. La Seguridad Jurídica es un factor primordial que los inversores, en especial del extranjero, lo valorizan permanentemente. 
Últimamente se ha desarrollado el II Congreso sobre Seguridad Jurídica y Democracia en Iberoamérica en el hall central de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y podemos citar la opinión del profesor Jordi Ferrer Beltrán que estimó, desde el primer momento, que era preciso potenciar tanto la Seguridad Jurídica como la Cultura de la Legalidad en esta área  en que tienen actividad muchas empresas españolas. 
El profesor Jorge Malem, catedrático de Barcelona estimó que sin Seguridad Jurídica el ejercicio de la autonomía y la libertad personal o empresarial desaparece. 
El recientemente designado Director de la "Oficina de Brasil y Cono Sur  del Bureau de Asuntos Hemisféricos del Departamento de Estado,"Kevin O´Reilly,  dijo confiar que después de las elecciones  en ciernes, el gobierno de Macri podrá nivelar asimetrías en la economía que la integren al comercio internacional.
"Estados Unidos espera el veredicto de las "calificadoras de riesgo", en enero, y si el país es ascendido a emergente poner en marcha el ciclo de las "inversiones anunciadas". Depende de que el Presidente Mauricio Macri consiga encaminar las reformas económicas que quedaron en el tintero a la espera de la resolución electoral del término medio".
El menos avisado cae en la cuenta de que los inversores considerarán que existe un rasgo de inseguridad jurídica en el país, toda vez que no se cumple con las sentencias judiciales, con la razonable inquietud de que se pueden ver involucrados en casos de sentencias favorables que el gobierno simplemente no cumplirá. Entonces ¿invertir o no invertir? Este es un enigma que el gobierno no ha captado. Como diría Clinton: "Es la seguridad jurídica, estúpido."
Nadie puede negar que el presidente Macri está realizando grandes esfuerzos para sacar al país del oscuro aislamiento a que lo sometió un gobierno populista, aliado a una ideología castrista y chavista  que lo alejó del contacto con países cultos, civilizados y poderosos, que tiempo atrás supieron ser  nuestros iguales en el orden internacional. Pero tales países, que nos acompañan con gran beneplácito en el resurgimiento democrático, tienen la base indiscutible de su existencia en el estricto y sagrado respeto a la ley.
Las opiniones vertidas en este artículo tienen por objeto hacer comprender  que no hay ninguna justificación  para no cumplir con los fallos de la Justicia. en especial por el Poder Ejecutivo. En tal sentido, da la impresión de que no existiera la necesaria separación de los Poderes, y que el Presidente Macri nos está demostrando que no se produce el "cambio" prometido en su campaña.
En el caso que nos ocupa, referente a la apelaciones absurdas de Anses contraria a los jubilados, existe una tácita aprobación del gobierno para ejercer presión sobre la Corte Suprema con la argumentación de que un fallo favorable a los litigantes, es decir, contrario al Estado,
 es improcedente por cuanto implicaría un gasto extraordinario difícil de asumir. Si tal situación fuera real, la culpa no es de los vulnerables jubilados, sino del Estado ya que, sus anteriores y actuales gobiernos, cometieron errores que lo llevaron a no cumplir con las sentencias y en acosar al Poder Judicial con la polémica alegación del "bienestar general" sobre el "individual"  
El viejo Derecho Romano lo expresaba con claridad detonante: "Dura lex sed lex." Esa máxima debe respetar el gobierno si quiere reintegrarse al mundo civilizado como una república democrática.
En buen romance, señor Presidente, pague las sentencias.