viernes, 10 de noviembre de 2017

UN SEÑOR JUEZ PREVISIONAL


El 17 de octubre de 2014 decíamos en nuestro Blog:
"Se confirma la necesidad de intervenir a Anses para la legítima protección de la clase pasiva, saqueada por este gobierno corrupto. El Consejo de la Magistratura aprobó un dictamen para remover a los Doctores Luis Herrero y Emilio Hernández jueces de la Sala II de la Cámara federal de la Seguridad Social porque tienden a fallar a derecho las demandas de jubilados que solicitan el reajuste de sus haberes.
Estos magistrados fueron citados y concurrieron  al Plenario del Consejo, que finalmente postergó todas las definiciones  ante las fuertes        protestas de los jubilados presentes. 
Todo este lamentable escenario cumple con el propósito de seguir demorando indefinidamente las causas de los jubilados. Por tal razón aclaramos que no se dejó sin efecto la acusación, sino que se postergó, porque si los jueces vuelven a sus funciones se aceleran los juicios y la solución oficialista es postergar indefinidamente para no pagar. La insólita medida generó la paralización de 9.000 demandas por un año y medio."
Hoy nos enteramos que los jueces Luis Herrero y Nora Dorado del fuero de la Sala II de la Cámara Federal de la Seguridad Social, resolvieron no dar más lugar a los recursos extraordinarios presentados por el organismo oficial Anses para cuestionar el índice de actualización usado para el recálculo del ingreso.  El rechazo a que se sigan pasando expedientes al tribunal supremo tiene que ver con que el organismo siguió mandando recursos, al punto que se evaluó que eso obstaculiza la "administración de justicia". La respuesta de Anses es que irá en queja ante la Corte. Este paso prolonga la espera para obtener una sentencia definitiva y poder cobrar  lo dispuesto en ella. Se calculan cuatro años de demora para 250.000 juicios con sentencia firme.
Se repite la misma metodología del anterior Gobierno, que hemos expuesto más de quince veces en nuestros artículos en este espacio.
Desde el comentario realizado por la Auditoría General de la Nación, en uno de los varios informes que delataron las graves irregularidades de Anses, cuidadosamente archivadas por orden de la ex presidente, nos encontramos con que "nada ha cambiado". La AGN informaba que el organismo no cumplía con la finalidad de su creación y censuró en duros términos aspectos centrales vinculados a la sustentabilidad del régimen previsional en una perspectiva de mediano y largo plazo. Cuestionó además, la utilización de fondos para otros destinos ajenos al sistema previsional, incluyendo gastos corrientes del Estado nacional.
Estamos contestes en afirmar que la actuación de este organismo ha estado siempre en contra de los intereses de los jubilados. Las apelaciones a los fallos nunca argumentaron razones jurídicas que las sustentaran, fueron sólo un obstáculo interpuesto para demorar el pago de las sentencias que nunca llegan a pagar.

Desde esta columna venimos sosteniendo lo mismo y  sabemos que hay jueces que comparten esta opinión. Sin ir más lejos, el juez acá citado, Luis Herrero, manifestaba públicamente hace cuatro años que "Decirle a la Corte que cumplir su sentencia implicaría el quiebre de la Anses es decirle que no tiene conciencia de sus fallos. Creo que la explicación viene por el uso incorrecto de los fondos del sistema previsional; el objetivo del fondo de garantía está claro en el decreto que lo creó; mantener incólumes e intangibles las prestaciones del sistema previsional. que deben pagarse, no sólo conforme a la ley, sino también a la doctrina de la Corte. Hay todo un sistema que apunta a trabar las causas previsionales y a incumplir tratados internacionales.
"Estoy de acuerdo con la inclusión social. Estoy en desacuerdo con que las prestaciones no contributivas se paguen con dinero del sistema previsional, en vez de hacerlo  con recursos de rentas generales".
El 20 de este mes de diciembre el distinguido magistrado publicó una carta en La Nación titulada "Buena Justicia", donde entre otras cosas dice:
"El descalabro previsional heredado por el actual gobierno y que lastima tanto a la ancianidad deriva de la profunda crisis moral que afecta a la Argentina desde hace décadas. La justicia previsional es un almacén de expedientes con apariencia de tribunal. Como es de público conocimiento, durante el anterior gobierno dos de sus jueces fueron perseguidos por sus sentencias a favor de los jubilados durante cinco años!"
En su entrevista con el diario Clarin denunció que por "onceavo año consecutivo" lo excluyeron de la Presidencia de la Cámara de la Seguridad Social que atribuye a una discriminación por sus fallos a favor de los jubilados. 
La última acotación para este artículo es resaltar que las declaraciones y el comportamiento justo e imparcial del juez que el gobierno anterior tratara de remover, coincide con su actuación y opiniones de hoy en día en especial  con referencia a que Anses obstaculiza la administración de justicia.
¿Será objeto el doctor Luis Herrero de la misma represalia que ordenara Gils Carbó al separarlo de su cargo por un año y medio?

La última acotación para este artículo, es resaltar que las declaraciones y el comportamiento justo e imparcial del juez que el kirchnerismo tratara de remover en 2013, vienen a coincidir con su actuación de hoy día en contra de Anses y con su acusación de que obstaculiza la administración de justicia.
¿Será objeto el Dr Luis Herrero de la misma represalia que ordenara Gils Carbó en octubre de 2014 al separarlo por un año y medio de su cargo?
Como hemos demostrado incontrovertiblemente que en este organismo de Inseguridad Social y Rebanación Histórica "nada ha cambiado", todo puede esperarse.



El juez Luis Herrero denunció que "por onceavo año consecutivo" lo excluyeron de la Presidencia de la Cámara de la Seguridad Social. El magistrado lo atribuye a "una discriminación" por sus fallos "a favor de los jubilados".